Oktoberfest

Bueno, la famosa fiesta de la cerveza. La gran mayoría sabemos lo que es o al menos nos quiere sonar. Así que nos ha parecido el momento perfecto para contaros sobre esta festividad y así recordarla con amor y cariño durante este fatídico año 2020.
Oktoberfest se celebra entre los meses de septiembre y octubre en la ciudad bávara de Múnich desde 1810. Es la fiesta popular más grande de Alemania y una de las mayores del mundo, con visitas anuales medias superiores a los seis millones de visitantes.1 Tiene una duración de 16 a 18 días, comenzando el primer sábado después del 15 de septiembre. Se celebra en el campo conocido como Theresienwiese (“prado de Teresa”), en las inmediaciones del centro de Múnich, cerca de la Estación Central.
La primera Oktoberfest se celebró del 12 de octubre al 17 de octubre de 1810 para celebrar el matrimonio del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia. Tras el éxito de la primera celebración, se siguió celebrando el festival y su comienzo se adelantó a septiembre para aprovechar la climatología más benigna de este mes. La Oktoberfest finaliza el primer domingo de octubre.
Ahora bien, dicho esto, ¿cómo es realmente el Oktoberfest? Vamos a verlo.

Hay 17 carpas grandes y 21 pequeñas para elegir en Oktoberfest y Oide Wiesn. No solo hay espacio para todos, sino la opción perfecta para cada uno.
Desde la tienda Armbrustschützen hasta Schottenhamel, de lo tradicional a lo internacional: ¡el ambiente típico de la Oktoberfest se puede encontrar en cada tienda! Vamos a por una descripción general de las grandes carpas:
Las hay de diferentes marcas y además de diferentes ambientes. Si lo pensáis fríamente es la feria de abril alemana… Cada una tiene un tipo de música y un ambiente más fiestero o más relajado.
Las cosas buenas vienen en paquetes pequeños: además de las carpas para festivales más grandes en el recinto ferial y el Oide Wiesn, también hay puntos de venta más pequeños y medianos. Aquí todos encontrarán el ambiente adecuado para satisfacer sus necesidades, desde familias hasta gente de fiesta.

Aquí es donde entra en juego la comida típica, algunas bebidas que no son cerveza y nos olvidamos de las casetas de grandes marcas.
Ah, por cierto. No os hemos hablado del Oide Wiesn y es una parte importante del evento. E destinado a ser un evento único en 2010 solo para marcar las celebraciones del 200 aniversario del Oktoberfest. Pero la población de Múnich se enamoró inmediatamente de ella. Tanto es así que es difícil imaginar el Oktoberfest ‘normal’ hoy sin él, incluso tomando un descanso cada cuatro años.

En la parte más al sur de Theresienwiese, en las inmediaciones de la gran noria, se encuentra esta pieza tan especial de la historia del Oktoberfest: el Oide Wiesn. En esta zona te sentirás como si hubieras retrocedido en el tiempo. Cualquiera que tome asiento en las atracciones históricas antes de sentarse en una acogedora carpa de cerveza para experimentar la verdadera tradición bávara tendrá una idea de cómo se celebraba el Oktoberfest en años anteriores. Hace más de 200 años para ser exactos. Ese es el fin de esta zona de la festividad, cumplir con la tradición.
Desde el desfile las cervecerías y casetas abren el Oktoberfest, hacer una parada en la tienda de Schottenhamel y ver el famoso “tapping” o los saludos con armas típicos. A parte de beber cerveza hay muchas otras actividades simultaneas.
Y una de las cosas con las que se corona el evento: el folklore y los trajes tradicionales. No os digo que no es tan diferente a la feria de abril… es muy chulo de ver y de disfrutar. Bueno, ¿os parece interesante? Contadnos si habéis estado. Queremos saberlo todo todito. ¡Os esperamos!

Toda la información de aquí.

La Selva de Irati.

En pleno pirineo navarro, entre los valles de Aezkoa y Salazar, encontramos el segundo hayedo-abetal más grande de Europa, por detrás de la Selva Negra. Estamos hablando de 17.000 hectáreas, así que no se emocione nadie con la idea de recorrerla a patita en una tarde 😉

Imagen propiedad de la web “Guía Ilustrada de Navarra”

Aunque es un lugar que constituye un gran atractivo naturalístico todo el año, he de reconocer que cuando más me llama la atención este sitio es en otoño, momento en que podremos apreciar la extensa policromía de sus bosques.

Ni que decir tiene que las actividades en un lugar como este no quedan limitadas únicamente al senderismo, pues hay una amplia variedad de posibilidades para disfrutar por la zona. Una de las opciones más populares son las rutas en 4×4 desde Garralda, que os llevará hasta las entrañas de Irati. También podréis hacer rutas en bici o pasar por el Centro de Interpretación de la naturaleza de Ochagavía. Si vais en invierno, podréis hacer esquí de fondo en el Centro de Montaña Irati – Abodi.

Actividades en la Selva de Irati - Embalse de Irabia, Selva de Irati
Imagen propiedad de la web “Turismo de Navarra”

De todas formas, os dejamos al final del post un enlace con los senderos más recomendables (y sus accesos) para hacer en este lugar. Y antes de que os lancéis al enlace, última recomendación si lo que nos interesa es la Selva de Irati: alojamiento en Ochagavía (algo carillo) o Isaba.

Citas para fotografiar el otoño: la Selva de Irati en Navarra
Imagen del blog “Diario del Viajero”

Sin duda, es un imprescindible para aquellos que adoramos disfrutar del paisaje.

Stonenhenge, ¿un calendario?

El 90% de aquellos que hayáis ido con el cole (o instituto) a Inglaterra habéis pasado por aquí. Visita obligada para los viajes de estudiantes. Este nombrecillo ya conocido le pertenece al monumento megalítico (un crómlech dice google que es) construido entre el Neolítico y principios de la Edad del Bronce. Investigando un poco, google dice otra vez que le han hecho pruebas de radiocarbono que sugieren que esto lleva ahí cinco mil años. Hasta aquí la enciclopedia, ya paro.

10 Curiosidades sobre Stonehenge | El Ibérico
Imagen propiedad de Albo (Shutterstock)

Puede que esos círculos de piedras no parezcan para tanto pero, ¿si os digo que hay casi un centenar? Pues así me he quedado yo, casi cien piedras por ahí.

Y ahora os voy a contar una de las cosas que más me repatean. ¿Habéis mirado bien la foto? ¿A que parece que esto está solito, en medio de la naturaleza? Pues casi. Casi, porque a raíz del turismo que genera este lugar se han ido construyendo algunas tiendas de souvenirs, restaurantes, un parking demasiado cerca del monumento para mi gusto, y una autopista desde la que se puede ver el crómlech. Cualquier día, nos extinguimos.

Volviendo a las cosas que más me sorprenden de este lugar, creo que cabe decir que las piedras que forman el monumento pesan un poquito, algo que es evidente si lo miramos bien. El poquito anda rondando los veintitrés mil kilos. Pues bien, la mayoría de estudios sugieren que fueron arrastrados desde un área forestal a unos veinticinco kilómetros de distancia. Y no sé yo si hace cinco mil años habría grúas por allí. Pero esperad, porque si llevarse todas esas piedras enormes (que me he informado, y son sarsens y piedras azules) no había sido suficiente, esta gente que tanto sabe y tanto estudia nos revela que no fueron colocadas en los semicírculos en los que ahora lo vemos hasta 2.500 años después de llevárselas.

Imagen propiedad de VisitBritain

Este lugar tan curioso y del que tenemos tantas dudas e incertidumbre, acoge anualmente la celebración del solsticio de verano, así que cada 21 de junio, multitudes (sobre todo comunidades druidas y paganas) se reúnen allí a ver salir el sol tras el monumento.

En cuanto a su finalidad, personalmente creo que nunca lo sabremos con certeza. Sin embargo, la teoría más aceptada dice que Stonenhenge era un observatorio que utilizaban a modo de calendario. Si se observa la piedra denominada Heel Stone desde el centro del monumento, se puede conseguir alinear esta con el horizonte, logrando así que los días de solsticio el sol salga y se ponga sobre esta. Esto permitiría a campesinos y ganaderos predecir con antelación la llegada de las estaciones y planificar sus actividades a largo plazo.

Este año, el solsticio de verano será transmitido en línea desde Stonehenge
Imagen propiedad de Jimena O.

Otras excavaciones arqueológicas han encontrado numerosos objetos romanos en la zona del crómlech, por lo que deducen que el sitio también fue de gran importancia para realizar rituales vinculados al sol durante su paso por Gran Bretaña.

¿Vosotros habéis estado alguna vez? ¿Qué os pareció? ¡Os leemos!

Vídeo propiedad del canal “English Heritage”

Londres.

Capital de Inglaterra y del Reino Unido. Casi dos milenios de historia. Más de ocho millones y medio de habitantes. Uno de los centros financieros más grandes del mundo. Londres. Casi na’.

Londres | VisitBritain

Si algo nos va quedando claro cuando vemos fotos de este bicharraco de ciudad, es que queda más bien poco del Londres al que nos llevaban de viaje las novelas de Jane Austen. Esto no quiere decir que no siga siendo una ciudad con encanto, nada más lejos de la realidad… De hecho, la ciudad cuenta con cuatro enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad:

La Torre de Londres

En pleno centro de la ciudad, es un castillo histórico situado en la ribera norte del Támesis. La Torre Blanca, que da nombre a todo el castillo, fue construida por Guillermo el Conquistador en el año 1078, siendo así todo un símbolo de la opresión en Londres por parte de la nueva élite gobernante. Este castillo ha servido a lo largo de su historia como armería, tesorería, Real Casa de la Moneda, registros públicos y como casa de las joyas de la corona del Reino Unido. Sin embargo, uno de los usos más conocidos (y del cual se cuentan más leyendas) es que fue, en varias ocasiones, una prisión. Y no es que fuera una cárcel cualquiera, sino que estaba destinada a personajes de alto rango; sin ir más lejos, Isabel I (antes de convertirse en reina) se vió retenida entre estos muros junto a otros reyes derrotados de Escocia o Francia.

7 datos fascinantes que no sabías sobre la Torre de Londres | El Ibérico
Imagen propiedad de “El Ibérico”

Hoy en día, este castillo es básicamente una atracción turística. Alrededor de toda su historia corren montones de leyendas o tradiciones antiguas. Si os apasiona la historia, os gustará una visita a la Torre de Londres. En su interior se pueden ver armaduras reales, las joyas de la corona británica o restos de la muralla romana, entre otros.

Jardín Botánico de Kew

Si nos planteamos un momento la posibilidad de albergar una de las colecciones de plantas británicas más completas, lo lógico es analizar las condiciones en las que tendremos que hacerlo. Bien, pues realmente las condiciones de desarrollo para las plantas en Londres son bastante desfavorables si tenemos en cuenta la contaminación atmosférica de la ciudad, los terrenos secos y la escasa lluvia. Suponemos que los setecientos trabajadores de los jardines botánicos son suficientes para superar estas adversidades. Ahora en serio, son un espacio de gran interés en la investigación botánica, además de un buen lugar de entrenamiento para jardineros profesionales y que merece la pena visitar si estamos en Londres.

Real Jardín Botánico de Londres, Royal Botanic Gardens at Kew - 101viajes
Imagen propiedad de 101 viajes

La Abadía de Westminster

Vamos a seguir llamándolo abadía porque lo dice la Unesco, pero vaya, que si os ponéis en frente de ella veréis que tiene el tamaño de una señora catedral. Localizada en Westminster (Londres), es el lugar tradicional para las coronaciones y entierros de monarcas ingleses. Cuenta también con muchos sepulcros de otros miembros de la familia real, aristócratas y personalidades ilustres. También fue testigo de la muerte de Enrique IV de Inglaterra, un 20 de marzo del año 1413. Un dato curioso acerca del mantenimiento de este lugar: hay más voluntarios trabajando en ella que empleados.

Abadía de Westminster - Lonely Planet
Imagen propiedad de Lonely Planet

Greenwich

Es un distrito del este de Londres. Nada más (y nada menos). Famoso por dar nombre al meridiano de Greenwich. Ubicado en la latitud de 51°28’38” N y una longitud de 0°0’0″ 0/E (por definición).

Greenwich, todo el tiempo del mundo - El viajero accidental
Imagen propiedad de “El Viajero Accidental”

Espero que no se os esté haciendo largo, porque solo hemos terminado con los Patrimonios de la Humanidad varios de Londres. Os dije que era un bicharraco.

Buckingham Palace

Es la residencia oficial del monarca británico en Londres, además de ser la sede de ceremonias oficiales, visitas de Estado y, cómo no, turísticas.

Originalmente conocido como Buckingham House, era en un principio un petit hôtel construido para John Sheffield, el primer duque de Buckingham y Normanby en 1703 y adquirido por el rey Jorge III en 1762 para convertirlo en su residencia privada.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el palacio fue bombardeado hasta en siete ocasiones, ya que los nazis pensaban que demoler el palacio desmoralizaría a la nación. Una bomba cayó en el patio interior mientras los reyes Jorge VI e Isabel estaban en él, aunque sí bien hubo daños materiales no los hubo personales. Sin embargo, estaba expresamente prohibido relatar esos hechos en público. El bombardeo más serio fue el que destrozó la capilla real en 1940. La cobertura del bombardeo se mostró en todas las salas de cine del país para mostrar el sufrimiento común de ricos y pobres. El rey y la reina fueron filmados mientras inspeccionaban los destrozos causados por las bombas en el palacio.

Imagen propiedad de Derry Moore

London Eye

Sí, es la noria más alta de Europa y, sí, es la atracción turística más visitada del Reino Unido. A ver, creo que poco os vamos a contar ya de este lugar, si está todo dicho. Es un lugar ideal para apreciar la ciudad desde lo alto (si no padeces de vértigo), pero ten en cuenta que estás en Londres, una de las mejores amigas de la niebla.

El London Eye abrirá un pub para celebrar su 20 cumpleaños | El Ibérico
Imagen propiedad de “pptara”

Puente de la Torre

Lugar emblemático y representativo de la ciudad de Londres, donde los haya. Fue construido entre 1886 y 1894, y consiste en dos torres unidas entre sí por dos pasarelas horizontales que cruzan el río Támesis. La cubierta de puente es accesible libremente tanto a vehículos como a peatones, mientras que las torres, las pasarelas, y la sala de máquinas victorianas forman parte de la Tower Bridge Exhibition, y para acceder hay que pagar una entrada. Por cierto, estas salas de máquinas aún albergan las máquinas de vapor originales, y parte de la maquinaria hidráulica original.

Tower Bridge (Puente de la Torre) - Horario, Entrada y Curiosidades
Imagen propiedad de Samot (Shutterstock)

Piccadilly Circus

Esta famosísima zona de Londres consiste en una intersección de calles en la que hoy en día sólo podemos pensar en esas pantallas gigantes que vemos en cualquier fotografía del lugar. No me matéis, pero me recuerda a una especie de Times Square pequeño. Piccadilly Circus está rodeada por varias de las principales atracciones turísticas de la ciudad, incluyendo el memorial a Shaftesbury, el Criterion Theatre, el London Pavilion y varias tiendas al por menor importantes. En el área se sitúan numerosos clubes nocturnos y bares, así como el vecino Soho, incluyendo el antiguo club Chinawhite.

Visitar Piccadilly Circus: Guía turismo Piccadilly Circus, Londres
Imagen propieda de la web “Guía de Londres”

Museo Británico

Ya lo sabemos, es uno de los museos más importantes (y visitados) del mundo. El origen del museo se remonta a la donación por parte de Sir Hans Sloane (médico y naturalista) de su colección privada, de unos 80.000 artículos. Según su testamento, su voluntad era donar toda su colección al Estado Británico. Y ya que hablamos del Museo Británico, vamos a decirlo todo, entre los más de ocho millones de objetos y piezas de arte que alberga, una gran parte se la han ido metiendo nuestros amigos ingleses “a la saca” en batallas de aquí y de allá.

Archivo:British Museum from NE 2.JPG - Wikipedia, la enciclopedia libre
Imagen bajo licencia de Creative Commons // Autor: Ham

Trafalgar Square

Esta plaza del centro de Londres fue construída para conmemorar la batalla de Trafalgar, en la que la armada británica venció a las armadas francesa y española frente al cabo de Trafalgar. Hoy día es lugar habitual de manifestaciones políticas y lugar también donde se alza la columna de Nelson.

Trafalgar Square Twilight Panorama - Will Pearson - Panoramic Photographer
Imagen propiedad de Will Pearson

¿A vosotros qué os parece Londres? Creo que ya os hemos contado algo sobre los lugares en los que vais a aterrizar casi seguro si vais a Londres, y como una ciudad con tanta historia y tan gigantesca no cabe en una triste entrada, permitid que nos tomemos el lujo de dejarnos más sitios muy interesantes de esta ciudad para otra ocasión. Eso sí, el vídeo del final que no me falte 😉

Vídeo propiedad del canal “All About Us”

Fuente Dé

Cuando los cántabros escuchamos este nombre, es habitual pensar en el famoso teleférico que nos eleva al inigualable balcón de los Picos de Europa. Y es que, si venís a Cantabria, es un delito no pasar por allí.

Sin embargo, Fuente Dé tiene mucho más que ofrecer que un paseo en teleférico. Esta localidad pertenece al municipio de Camaleño, y se encuentra en un entorno único. Su circo glaciar, poblado de hayedos, lo convierte en un paisaje que merece algo más de un carrete entero de la cámara de fotos.

Picos de Europa y Teleférico de Fuente Dé | Gran Hotel Suances - Cantabria
Fotografía: Camilo Alonso
Sigue leyendo