Lisboa: Ciudad de la luz

Lisboa, capital de Portugal. Ciudad histórica con tanto que contar como un buen libro o gran queso. El clima templado ayuda a que sea estable y se pueda disfrutar de la ciudad

todo el año. Una gastronomía que gira en torno al bacalao, preparándolo de mil maneras diferentes, de las que hablaremos en un momentito. ¿A que suena bien? Se le conoce como la ciudad de la luz o la ciudad blanca, por sus numerosas horas en el día y que, sus casas de color claro hacen que este rincón portugués tenga luz propia.

¿DÓNDE ESTÁ?: se encuentra en Portugal, con quien compartimos la Península Ibérica.

¿A QUÉ AEROPUERTOS TENGO QUE IR SI QUIERO VISITAR LISBOA?

  • AEROPUERTO DE LISBOA: es el aeropuerto Humberto Delgado (LIS). Se encuentra a tan solo 30 minutos del centro de la ciudad y podéis ir tanto andando como en transporte público. Se puede contratar a un transfer que os lleven hasta vuestro alojamiento, pero no sería necesario

COSTAS TURÍSTICAS: Lisboa, junto con su distrito cercano Cascais forman en conjunto la costa turística de Estoril. Son costas muy tranquilas y pacíficas, pero tienen algunas playas escondidas sobre todo por la zona de la Sierra de Intra que son muy populares para hacer surf.

GASTRONOMÍA: El bacalao es el plato estrella en las preciosas costas de Lisboa. Pero no es el único pescado que podemos disfrutar en este distrito en Portugal. Sus sardinas asadas son muy típicas y tienen una manera de prepararlas absolutamente memorable. Estas son muy comunes de tomar durante la festividad de los Santos Patrones. Los sabores dulces también están muy presentes en la gastronomía portuguesa. En esta zona, son muy comunes los pastelitos de nata.

ENOLOGÍA: Los vinos son una parte importante. Podemos tomar o bien un buen vino o una sangría afrutada y muy fresquita para acompañar numerosos platos.

  • Touriga Nacional (tinto)
  • Tinta Roriz (tinto)
  • Touriga Franca (tinto)
  • Arinto (Blanco)
  • Encruzado (Blanco)
  • Alvarinho (Blanco)
  • VISITAS EN TORNO AL VINO: Al igual que en España, es muy común visitar una bodega. Hay numerosas y muy importantes en la zona.

FOLCLORE: Las fiestas más tradicionales en el distrito de Lisboa son aquellas que giran entorno a los Santos, San Juan, San Pedro y San Antonio. Se hacen grandes festividades que van de la mano con la gastronomía y la música. En este caso, nos tenemos que ir de forma obligatoria a el Fado. O bien sabéis que es o estaréis pensando que a saber que es eso. El fado es un tipo de música portuguesa que normalmente es una voz muy profunda acompañada de una viola y una guitarra portuguesa.

ARTESANÍA: Toallas y sabanas portuguesas. Sí señores, esto es una verdad absoluta. La calidad de estas prendas en Portugal las ha hecho famosas y merece muchísimo la pena. Siempre que las compres en una buena tienda o mercado y no te tanguen, claro. Pero esto es como en todo el mundo, ¿no? Otro obsequio muy habitual son los pasteles de Belém o los pasteles de nata. En cualquier pastelería te vas a encontrar a este famoso dulce en un formato de mucha calidad. Vino. Ya os hemos comentado porqué. Es algo muy típico y que si gusta es un gran regalo o recuerdo. Azulejos. Sí, son piezas de artesanía muy codiciadas y que llevan un trabajo manual impresionante. Hay muchas tiendas que te venden azulejos decorativos, no es necesario que vuelvas a azulejar el baño para llevarte este recuerdo.

ARQUITECTURA POPULAR: Ya os hablaremos de esta sección más adelante, ya que Lisboa no es un distrito donde predomine una arquitectura popular.

MUSEOS Y CENTROS CULTURALES: La gran mayoría de museos de Lisboa están dedicados a personajes ilustres o de relevancia en Portugal. Algunos de ellos son Casa-Museo Amália Rodrigues (fadista), Casa Fernando Pessoa (poeta), Centro Interpretativo de la Historia del Bacalao, Fundación Arpad Szenes – Vieira da Silva (pintora), Lisboa Story Centre – Memorias de la ciudad, Museo del Fado, Museo del Azulejo…

RECURSOS TURÍSTICOS:

Monasterio Dos Jerónimos

  • Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, el Monasterio de los Jerónimos de Lisboa (Mosteiro dos Jerónimos) constituye uno de los principales ejemplos de la arquitectura manuelina en Portugal y un homenaje a la época dorada de los descubrimientos.
  • Está ubicado en el barrio de Belém, sobre los restos de una antigua ermita fundada por Enrique el Navegante donde, se cuenta, Vasco de Gama y su tripulación rezaron antes de viajar a la India. Terminó de construirse en el siglo XVI, aunque el ala occidental y el campanario no se concluyeron hasta el XIX (de hecho, si los observas detenidamente, te darás cuenta de que no guardan armonía con el resto).
  • Su nombre se debe a que en sus primeros años fue residencia de los monjes de la Orden de San Jerónimo.
  • Además de su fachada de más de 300 metros de largo y su hermoso, el Monasterio de los Jerónimos cuenta con una impresionante iglesia.
  • Una de las alas del monasterio acoge el Museo Nacional de Arqueología, que alberga la colección arqueológica más importante del país. A lo largo de sus salas puedes conocer la historia de Portugal y del resto del mundo desde sus orígenes paleolíticos hasta la Edad Media. Imprescindible si te gusta la historia.

Museo Nacional de Arte Antiguo

  • El Museo Nacional de Arte Antiguo está situado en el centro histórico de Lisboa, en la “Rua das Janelas Verdes”. Su proximidad al rio Tejo y a la zona portuaria le confieren una ubicación y una vista envidiable.
  • La colección del museo es una de las más ricas del país, con una vasta variedad de pinturas portuguesas y extranjeras, del siglo XII al XIX.
  • También se encuentran diversos objetos de artes plásticas y artes decorativas, como cerámica portuguesa, china y japonesa; textiles y muebles
  • Cuenta con una biblioteca especializada en historia del arte, con énfasis en las áreas de pintura, diseño, grabado, artes decorativas, arquitectura, crítica del arte, conservación y restauración. También tiene en su interior un agradable restaurante en una terraza con vista sobre el rio Tejo.

Arco de Rua Augusta

  • El Arco de la Rua Augusta (Arco da Rua Augusta en portugués) es el acceso más monumental a la famosa Plaza del Comercio, cuya panorámica contemplaremos desde lo alto del mirador. Este mirador es una de las atracciones más recientes de Lisboa; inaugurado a finales de 2013 tras un largo período de rehabilitación, actualmente recibe cientos de visitantes diarios.
  • La historia del Arco da Rua Augusta comienza en 1755, con el devastador terremoto que destruyó gran parte de los edificios de Lisboa. Fue entonces cuando se decidió levantar este arco como símbolo de la reconstrucción de la ciudad, que iniciaba una nueva etapa arquitectónica de la mano del Marqués de Pombal.
  • Dentro del propio mirador, en la Sala do Relógio, encontraréis una exposición que recorre la historia de la construcción del Arco de la Rua Augusta desde sus inicios.

Museo Nacional de Carruajes

  • Cerca del Monasterio de los Jerónimos encontraremos el Museo de Carruajes (Museu Nacional dos Coches), sin duda uno de los museos más curiosos que podemos visitar en Lisboa. Desde mayo de 2015 reparte su colección entre dos edificios, uno situado en un lugar histórico, el antiguo picadeiro real, y otro de diseño moderno, el Novo Museu dos Coches, junto a los jardines de Belem.
  • Entre ambos albergan una gran colección de carruajes y carrozas antiguas, y de hecho el museo está considerado el mejor del mundo de este tipo, pues contiene decenas de piezas que datan de entre los siglos XVII y XIX.

Palacio Nacional y Jardines de Queluz

  • De estilo barroco pero con elementos típicos de la arquitectura portuguesa, como los azulejos, fue residencia principal de la realeza, especialmente desde el terremoto de 1755 que asoló Lisboa, y hasta principios del siglo XIX, cuando los franceses invadieron el país y la familia real se vio obligada a exiliarse a Brasil. el Palacio de Queluz terminó siendo cedido al estado, y tras sufrir un devastador incendio, a mediados del XX comenzaron a llevarse a cabo exhaustivos procesos de restauración que permitieron devolverle ese aspecto tan versallesco que podemos contemplar actualmente.
  • El palacio presenta una estructura con dos alas asimétricas que se abren al jardín, y sus principales elementos de interés son la fachada, en colores pastel y que presenta sucesivas balconadas; la Sala de los Azulejos, donde se representan escenas que aluden al pasado esplendoroso de las colonias portuguesas; la Cámara del Rey, donde se representan escenas de Don Quijote; el Salón del Trono, diseñador por Jean Baptiste Robillon y utilizado también como salón de baile y la Sala de los Embajadores, recubierta de espejos y que recuerda a la famosa galería de los espejos de Versalles.
  • El palacio de Queluz ha ejercido en ocasiones como residencia temporal para diplomáticos y Jefes de Estado extranjeros, y en verano sus jardines albergan conciertos y otros eventos.

Estos son algunos de los recursos más importantes. ¡Ojo! No son todos ni muchísimo menos, aun así, espero que os haya parecido interesante, ¿os gusta Lisboa? ¿Y otras zonas de Portugal? A este hermoso país volveremos en muy poquito, no os preocupéis, que hay para mucho más. Os dejamos un pequeño vídeo para que si no habéis ido, os imaginéis que sitios tan chuli es.

Toda esta información está recopilada de aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s